Portada | Tienda | Chat | Buscador | Busca documentosContactoLo nuevo30000 libros |  Superación personal | Artículos
General  | Traductor |   Inglés  |  Francés  |   Alemán  |   Italiano   Otros 1 (A-E) | 2 (F-L) | 3 (N-S) | 4 (T-U)
Árabe  |  Chino  |   Esperanto  |   Griego Idioma japonés Japonés  |  Idioma portugués Portugués Idioma rumano Rumano Idioma ruso Ruso  |   Catalán Euskera
62 usuarios conectados   Portal de idiomas Elpoliglota.com

Cómo mejorar el Listening en inglés. Audios en inglés


La comprensión oral en inglés suele ser la más difícil de las cuatro destrezas (que incluyen la lectura, la escritura, la expresión oral y la comprensión auditiva) para los alumnos.

Puede ser bastante frustrante cuando uno está en una conversación con alguien y se da cuenta de que no está entendiendo todo lo que esa persona está diciendo. Esto puede afectar a los niveles de confianza y provocar malentendidos que podrían tener implicaciones negativas en el futuro, especialmente en un entorno laboral y empresarial.

Mejorar la capacidad de escucha en inglés no sólo implica practicar más la escucha durante el autoaprendizaje. También incorpora reconocer por qué se tienen dificultades para escuchar, anticipar el tema en una futura conversación y trabajar la escucha activa durante una conversación.

También es importante darse tiempo para ver los resultados. Al igual que ocurre con la mejora de la forma física o la habilidad para tocar un instrumento musical, con una práctica diaria y constante, tres meses es un buen punto de referencia para ver una mejora visible.

Este articulo se refiere a todos los niveles de aprendizaje pero hace hincapié fundamentalmente en audios y listenings de niveles intermedios y altos como audios en inglés b1, audios en inglés b2, audios en inglés C1 o audios en inglés C2.



Entremos en materia.

4 razones por las que se entiende mal a los hablantes nativos

Antes de pasar a las actividades de práctica de la escucha en inglés, es importante conocer las razones por las que puedes no entender o malinterpretar a los hablantes nativos.

Razón #1: Falta de vocabulario
La primera razón es la falta de vocabulario. Si no conoces el significado de algunas de las palabras que utiliza el hablante, te resultará difícil entenderlo. Por lo tanto, integrar una estrategia de aprendizaje de vocabulario en tu rutina de práctica del inglés es fundamental para mejorar tu escucha.

Razón #2: El discurso conectado
La segunda razón es por el habla conectada. A veces los nativos sustituyen sonidos, añaden sonidos o eliminan sonidos. Además, las palabras pueden unirse, de modo que dos o tres palabras que se suceden suenan como una sola. Si tu objetivo es entender mejor a los nativos, debes tener una idea de cómo funciona el habla conectada.

Razón #3: El acento.
Algunos acentos son más fáciles de entender que otros. Pero, por lo general, si no estás expuesto a un determinado acento, es posible que te resulte difícil entenderlo. Te sugiero que identifiques el acento con el que necesitas trabajar o que te resulta difícil de entender y que centres tu práctica auditiva en él. Por ejemplo, si te comunicas con australianos, pero te resulta difícil entenderlos, busca contenidos en YouTube donde aparezcan hablantes australianos para estar más expuesto al acento.

Razón #4: La velocidad del habla
La cuarta razón por la que es posible que no entiendas a los nativos es por la velocidad de su habla. Lo que ocurre básicamente aquí es que tu cerebro no está acostumbrado al ritmo del hablante, a pesar de que puedas conocer el significado de las palabras. A veces los alumnos dicen que cuando ven películas les cuesta entenderlo todo, pero que cuando las reproducen con subtítulos son capaces de entenderlas. Esto demuestra que no se trata de falta de vocabulario, sino de la velocidad del orador.


Segunda parte

Un enfoque probado de 6 pasos para mejorar la capacidad de escucha en inglés


Para este enfoque de 6 pasos, algunas de las actividades de escucha que puede utilizar son podcasts, películas, entrevistas, presentaciones como TED Talks, informes de noticias y reseñas en vídeo.


Paso 1: Escuchar el audio sin leer la transcripción
Sugiero tomar sólo una pequeña parte de la escucha (entre 2 y 10 minutos, dependiendo de lo bien que entiendas la escucha) y trabajar con ella. El objetivo de este paso es comprobar cuánto entiendes simplemente escuchando sin leer la transcripción o los subtítulos. Repite hasta dos o tres veces mientras tomas notas.

Paso 2: Leer la transcripción
En este paso no vas a escuchar. En su lugar, lee la transcripción del audio que acabas de escuchar. A tu ritmo, comprueba cuánto has entendido. Busca y toma nota de las palabras nuevas y subraya las partes que hayas comprendido al leer pero que no hayas entendido al escuchar.

Paso 3: Escuchar con la transcripción
A continuación, vuelve a escuchar el audio mientras lees la transcripción. El objetivo de este paso es centrarse en las partes que no has entendido y evaluar por qué no lo has hecho. ¿Fue por el vocabulario? ¿Fue por la velocidad, el acento o el discurso conectado? En este paso, reproducirás, harás una pausa, rebobinarás y volverás a reproducir. Tu objetivo es identificar lo que no entendiste al escucharlo y comprender por qué no lo entendiste.

Paso 4: Volver a escuchar sin la transcripción
Ahora vas a volver a escuchar con la transcripción. El motivo es que quieres identificar cuánto entiendes ahora que has completado los pasos dos y tres. ¿Qué puede entender ahora que no pudo entender en el primer paso? ¿Hay alguna parte que todavía te cuesta asimilar? Identifica por qué no. En general, deberías entender el audio mucho mejor que la primera vez.

Paso 5: Toma nota del nuevo vocabulario y repásalo
Un factor importante para mejorar la comprensión oral es aumentar tu vocabulario. Cuanto más vocabulario tengas, mayor será tu comprensión. Guarda el nuevo vocabulario y repásalo. Para ello te recomiendo la aplicación Quislet. Descárgala en tu teléfono para que, cada vez que aparezca una palabra nueva, la almacenes de inmediato. Dedica 5 minutos al día a repasar el vocabulario utilizando las diferentes herramientas de repaso de la aplicación. Escoge un momento del día y repásalo todos los días para que se convierta en un hábito.

Paso 6: Vuelve a escuchar el audio 2 o 3 días después.
Por último, después de un par de días, vuelve a escuchar el audio. El motivo es que tu cerebro necesita un poco de tiempo para procesar la nueva información, y además es un ejercicio de repaso que te ayuda a recordar el nuevo vocabulario y el lenguaje. También es una buena forma de medir tu desarrollo, lo que ayuda a aumentar la confianza.

¿Con qué frecuencia hay que hacer este ejercicio de comprensión oral en inglés?
Recomiendo combinar este enfoque de 6 pasos con la escucha para "disfrutar". Así que sugiero hacerlo de tres a cuatro veces por semana, y el resto de los días, escuchar podcasts, ver películas, escuchar canciones, etc. por placer, sin pasar por estos pasos.

Es importante que tu estudio del inglés sea placentero. Si no es así, podrías perder fácilmente la motivación y dejar de practicar. Pero, al mismo tiempo, tienes que ser consciente de que para llegar al siguiente nivel hace falta una práctica "deliberada". Se trata de una práctica controlada, que normalmente implica la repetición y el autoanálisis de lo que necesitas mejorar.